Piel sensible causas

Nombre de la condición de la piel sensible

Las personas de todos los ámbitos de la vida se encuentran con problemas de sensibilidad cutánea en algún momento de su vida, y a menudo pueden aparecer de forma repentina después de muchos años de tener una piel insensible. Cuando la piel empieza a ser más sensible de repente, puede ser bastante preocupante, pero en muchos casos suele haber una causa subyacente que puede tratarse para que desaparezcan los efectos secundarios de la piel sensible. Sigue leyendo para saber por qué tu piel puede haberse vuelto sensible de repente.

La piel sensible es, sencillamente, una piel que se irrita con mayor facilidad, lo que provoca efectos secundarios que van desde el enrojecimiento, las punzadas y el escozor hasta los granos, las erosiones y las pústulas. La sensibilidad de la piel suele estar asociada a una barrera lipídica debilitada, la capa grasa externa de la piel que mantiene la humedad y evita que entren sustancias químicas agresivas, que suele ser más fina en las personas con piel sensible.

Un dermatólogo podrá ayudarle a identificar por qué su piel se ha vuelto tan sensible de repente, y puede realizar pruebas de alergia, pero a continuación se indican algunos de los problemas que solemos ver que causan la piel sensible en personas que suelen tener una piel bastante insensible.

Sensibilidad cutánea al tacto

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La piel sensible es una condición común y significa que su piel es más propensa a reacciones como el enrojecimiento y el picor. La mayoría de las personas que tienen piel sensible notan ocasionalmente o con frecuencia picores, ardor y escozor en algunas zonas de la piel. La piel sensible es muy tratable y puede requerir una visita al dermatólogo.

Aunque no es frecuente, la piel sensible puede ser a veces un signo de una afección más grave, como una enfermedad renal, por lo que siempre es conveniente acudir al médico para que la revise. Juntos podrán elaborar un plan que suele incluir el alivio del picor o el dolor, el tratamiento de la causa de la sensibilidad y la elaboración de un plan para proteger la piel de los agentes irritantes en el futuro.

Piel repentinamente sensible a la ropa

Cuando se trata de una piel sensible, hay muchos desencadenantes que pueden alterarla. Puede ser difícil determinar exactamente cuáles son cuando nuestra piel está en contacto con tantas cosas diferentes cada día. Siga leyendo para conocer nuestras 5 razones principales por las que su piel puede ser sensible y pruebe nuestros 2 productos héroes para restablecer y reparar la piel sensible:  Toleriane Ultra Dermallergo Serum Hidratante para una dosis diaria calmante y Cicaplast Baume B5 Balm Barrier Cream para una solución multirreparadora de vitamina B5 para el cuidado de la piel que debes tener en tu arsenal.

Cualquier tipo de piel puede experimentar sensibilidad, desde la grasa y propensa al acné, hasta la seca y madura. Un sinnúmero de factores internos y externos pueden desencadenar la sensibilidad, causando una serie de síntomas desagradables como el enrojecimiento, las punzadas y el escozor.

La piel sensible puede perturbar nuestro sueño reparador, impedirnos participar en ciertas actividades y limitar nuestra elección de productos de cuidado de la piel y cosméticos. Básicamente, puede ser un gran lastre. Para ayudarte a recuperar tu piel en la zona de seguridad, necesitas saber más sobre los posibles desencadenantes de la sensibilidad. Aquí tienes cinco de los más comunes, además de algunos consejos para afrontarlos.

Piel repentinamente sensible y con picores

La piel sensible se produce cuando la piel es más propensa a la sequedad excesiva, la descamación, el enrojecimiento, la irritación y la sensibilidad al tacto. La verdadera piel sensible es un tipo de piel que necesita un tratamiento continuo. La piel sensible está causada por un desencadenante temporal. Incluso si la piel sensible no es su tipo de piel natural, la mayoría de las personas han experimentado una piel sensible en algún momento.

Muchas de las causas de la piel sensible, como el uso de productos para el cuidado de la piel con ingredientes agresivos, el consumo excesivo de café o alcohol, el tabaquismo, la falta de sueño, etc., pueden evitarse o minimizarse. Esto ayudará a calmar tanto la piel naturalmente sensible como la temporalmente sensibilizada.

La piel sensible es una piel debilitada; por eso, los productos habituales para el cuidado de la piel, los malos hábitos diarios y el medio ambiente pueden provocar irritación y sequedad. Busca productos que ayuden a reforzar la barrera cutánea, para calmar la reactividad y disminuir los signos de sobreactividad.

Esto es especialmente importante para quienes tienen una piel crónicamente sensible o seca.    Puede resultar tentador darse una ducha larga y caliente, pero al hacerlo se priva a la piel de la hidratación necesaria, lo que provoca una piel seca, agrietada e incómoda.

andoni
andoni