Piel grasa y seca

Combinación de pieles grasas y secas

Muchos tipos de pieles grasas pueden producir grasa en los poros y, sin embargo, estar secas en la superficie de la piel. La piel seca y escamosa también puede ser el resultado del uso excesivo de exfoliantes superficiales de alta concentración que tratan los poros obstruidos, sin embargo, la piel que rodea los poros puede secarse e inflamarse. También es bastante común tener una piel “seca por el agua” o deshidratada, ya que incluso la piel grasa puede sentirse tirante por falta de agua.

3. Evita los ingredientes agresivosLos ingredientes como el peróxido de benzoilo son eficaces para reducir las bacterias del acné en la piel grasa, pero el peróxido es un oxidante agresivo que puede despojar a la piel de sus niveles naturales de hidratación. Los ácidos láctico y salicílico son mejores opciones, ya que actúan para eliminar la piel seca superficial y los poros obstruidos, al tiempo que aumentan los niveles de humedad y reducen la inflamación.    4. Hidrátate desde el interiorEs igual de importante mantenerse hidratado desde el interior, especialmente en nuestro duro clima australiano. El té verde cuenta como parte de tu ingesta diaria de agua. Si no te gusta el agua sola, añade zumo fresco de limón o lima con un poco de edulcorante natural Natvia o stevia. Añadir una pizca de clorofila líquida también ayudará a reducir el nivel de acidez en la sangre y a mejorar la salud general de la piel. Así que recuerda mantener tu piel bien regada este verano, ¡sea cual sea tu tipo de piel!

გამოხმაურება

Existen cuatro tipos básicos de piel sana: normal, seca, grasa y mixta. El tipo de piel viene determinado por la genética. Sin embargo, el estado de nuestra piel puede variar mucho en función de los distintos factores internos y externos a los que esté sometida.

El término “seca” se utiliza para describir un tipo de piel que produce menos sebo que la piel normal. Como resultado de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos que necesita para retener la humedad y construir un escudo protector contra las influencias externas.

El término “normal” se utiliza ampliamente para referirse a una piel equilibrada. El término científico para referirse a una piel equilibrada es eudérmica. La zona T (frente, barbilla y nariz) puede ser un poco grasa, pero el sebo y la humedad en general están equilibrados y la piel no es ni demasiado grasa ni demasiado seca.

El término “seca” se utiliza para describir un tipo de piel que produce menos sebo que la piel normal. Como resultado de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos que necesita para retener la humedad y construir un escudo protector contra las influencias externas. Esto conduce a una función de barrera deteriorada. La piel seca (xerosis) se presenta en diferentes grados de gravedad y en diferentes formas que no siempre son claramente distinguibles.

Pieles mixtas

La piel mixta es la prueba de que nada en la vida es blanco o negro. Es fácil tratar la piel seca o la grasa, pero ¿cómo se supone que debemos tratar la piel que es a la vez grasa y seca? Encontrar la rutina de cuidado de la piel adecuada para este tipo de piel puede ser un reto, ya que necesitas un producto que sea lo suficientemente hidratante para cuidar tus zonas secas, pero libre de aceites para no engrasar aún más las partes grasas.La piel mixta es el tipo de piel más común, pero su tratamiento puede ser el más complicado. Utiliza esta completa guía sobre las pieles mixtas para saber qué es lo que mejor funciona para una piel como la tuya.

Las personas con un tipo de piel mixta tienen una piel facial que es grasa en algunas partes pero seca o normal en otras.  Normalmente, este tipo de piel se asocia con una zona T grasa (frente, nariz, barbilla) pero con mejillas y mandíbula secas. Sin embargo, algunos casos de piel mixta tienen una zona T grasa con piel normal en el resto.  La zona T es siempre la zona grasa en las pieles mixtas, ya que en ella tenemos la mayor cantidad de glándulas sebáceas.

Para tener este tipo de piel, no es necesario tener todas las características anteriores. Pero en general, si notas que algunas partes de tu rostro están más secas que otras, tienes una piel mixta.

Diferencia entre pieles grasas y secas

El cuidado adecuado de tu piel empieza por saber de qué tipo es. Aquí tienes una guía rápida si sospechas que puedes tener una piel seca, grasa o mixta, para que puedas encontrar una rutina de cuidado de la piel que se adapte mejor a tus necesidades específicas.

CÓMO ES: Las personas con piel seca suelen tener poros casi invisibles y un cutis de aspecto apagado y áspero. También pueden tener manchas rojizas en la piel y tener tendencia a mostrar líneas y arrugas (1).

Aplicar una crema hidratante con protección solar una vez al día, justo después de la limpieza, ayudará a suavizar la piel y a minimizar las líneas visibles (2). Asegúrate de aplicar la crema mientras tu piel está todavía húmeda, ya que esto ayudará a fijar la humedad. (3) Y como tu piel es del tipo que tiene mucha sed, no tengas miedo de aplicarte crema hidratante varias veces al día.

La mejor crema hidratante facial para pieles secas debe contener ingredientes (como la glicerina) (4) que ayuden a la piel a retener el agua. Y recuerda que para la piel seca, exfoliar una vez a la semana debería ser suficiente. Y asegúrese de que cuando lo haga, utilice un exfoliante suave con acondicionadores para la piel.

andoni
andoni