Aceite de coco para piel atopica

Aceite de coco para el eczema antes y después

El eczema (también conocido como dermatitis atópica) hace que la piel del niño se vuelva seca, con picores y áspera cuando su piel está expuesta a ciertos irritantes. Los niños con eczema tienen una barrera cutánea comprometida, lo que facilita el paso de los irritantes y la salida de la humedad.

Por eso, cuando tu bebé tiene eczema, es fundamental hidratar su piel con regularidad. Esto no sólo añade humedad a la piel, sino que la “sella” para que sea más difícil que se escape la humedad (y que pasen los irritantes).

Un tipo de hidratante natural del que quizá hayas oído hablar es el aceite de coco. El aceite de coco se promociona como un tratamiento eficaz del eczema con propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Pero, ¿realmente ayuda a calmar el eczema según las investigaciones? ¿O no está a la altura de las expectativas? Encuentre la respuesta aquí.

Los ácidos grasos del aceite de coco ayudan a la piel a retener la humedad. Estos ácidos grasos imitan los lípidos (grasas) que se encuentran en la barrera natural de la piel. Por lo tanto, ayudan a complementar y apoyar la barrera cutánea comprometida de los niños que tienen eczema.

Aceite de coco para la piel

El eczema es una bestia mercurial. Algunos lo llaman “el picor que salpica”. Muchos enfermos de eczema sienten el picor antes de que se produzca el enrojecimiento o la erupción. La piel seca y escamosa es habitual. También afecta a las manos o a las zonas de las articulaciones. A veces afecta a los pies. Otros experimentan los síntomas en la cara.

El primer mecanismo es su capacidad de hidratación. Esto se ha comprobado clínicamente. Está demostrado que el aceite de coco reduce los síntomas del eczema en los niños. El estudio clínico lo comparó con el aceite mineral, otro tratamiento habitual.

Otra sugerencia común. La vaselina no hidrata. Sólo mantiene la humedad en la piel. Si la piel ya está seca, sólo evita que empeore. El aceite de coco añade humedad para proporcionar un verdadero alivio a los parches secos.

Uno de los problemas comunes asociados al eczema es una forma de infección por estafilococo. El aceite de coco tiene una alta concentración de ácido láurico. El cuerpo convierte este ácido en un compuesto llamado monolaurina. Esta sustancia ayuda a controlar las infecciones fúngicas y bacterianas, especialmente ciertos tipos de estafilococos. Este efecto también ha sido estudiado y confirmado en múltiples ocasiones.

El aceite de coco ayuda al eczema en los bebés

Existen sólidas pruebas de ensayos clínicos que demuestran que la aplicación tópica de aceite de coco puede mejorar notablemente el eczema de leve a moderado. También reduce la actividad bacteriana conocida por agravar el picor del eczema. Sobre esta base, creemos que merece la pena probar el aceite de coco como tratamiento para el eczema de su hijo.

El aceite de coco se ha utilizado durante miles de años y para muchas dolencias diferentes: ¡desde el enjuague bucal hasta la crema hidratante! Las investigaciones recientes sobre la eficacia del aceite de coco han hecho que sea cada vez más popular como remedio alternativo para tratar el eczema.

Buena pregunta. El aceite de coco es una grasa vegetal saturada compuesta principalmente por ácidos grasos de cadena media y corta. Estas moléculas de ácidos grasos son relativamente pequeñas, por lo que se absorben fácilmente a través de las membranas celulares.

Además, estas moléculas de ácidos grasos no se oxidan fácilmente, por lo que no crean radicales libres dañinos. Gracias a esta composición, el aceite de coco es un hidratante muy eficaz para la piel seca.

También ha demostrado tener componentes antibacterianos, antifúngicos e incluso antivirales, lo que significa que, además de hidratar, el aceite de coco combate las infecciones responsables de gran parte del picor del eczema. El aceite de coco también está repleto de vitaminas que ayudan a nutrir la piel.

Cómo utilizar el aceite de coco para el eczema

Desde las primeras historias registradas, los aceites botánicos se han utilizado como tratamientos tópicos para la piel.1 El cocotero (Cocos nucifera), miembro de la familia de las palmeras, se cultiva en gran medida por sus valores nutricionales, cosméticos y medicinales, mientras que su aceite, derivado del fruto del coco, se reconoce desde hace tiempo como beneficioso para la piel.2 De hecho, muchas culturas tienen tradiciones ancestrales que lo utilizan para preparaciones medicinales.3

Aunque el número de estudios clínicos de alta calidad sobre la aplicación tópica del aceite de coco es escaso, se dispone de algunas pruebas convincentes. En particular, parece haber un interés renovado en el aceite de coco y otros aceites naturales, con temas tan dispares como el uso del aceite de coco como protector solar (spoiler: ¡no funcionó muy bien!).4

Muchos estudios utilizan específicamente el aceite de coco virgen (VCO). El VCO se define generalmente como el aceite de coco obtenido a través de medios mecánicos o naturales, que no conducen a la alteración del aceite, y donde el aceite no ha sido sometido a un refinado químico, blanqueo o desodorización. Esto contrasta con los métodos que utilizan disolventes indeseables como el hexano para extraer el aceite.5Propiedades prometedoras

andoni
andoni